ALGUNAS BASES LEGALES DE LA EVALUACION

Escrito por evaluaciondeaprendizajes 02-11-2010 en General. Comentarios (0)

Algunos aspectos legales de la evaluación

En la Primera y Segunda Etapas de Educación Básica, la evaluación se realiza por áreas y el logro es expresado en términos cualitativos, en forma descriptiva y de manera global, mientras que en la Tercera Etapa de Educación Básica y en la Educación Media, Diversificada y Profesional se realiza por asignaturas, y su resultado se expresa en términos cuantitativos en función de los logros de competencias, bloques de contenido y objetivos programáticos previstos tal como lo establecen los artículos 99 y 100 de la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela 2003. Por otro lado, al finalizar el año escolar se aplicará una escala alfabética para la interpretación de los resultados del rendimiento estudiantil, asimismo, el docente deberá realizar un informe descriptivo y analítico, debidamente firmado por el docente y el director del plantel al momento de ser entregados a los padres o representantes, según el artículo 15 de la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela 2000 Nº 5428 Extraordinario.

El artículo 16 de la misma gaceta establece que dicha escala tiene por finalidad satisfacer los requerimientos exigidos en el otorgamiento de becas para los alumnos, la convalidación de estudios a nivel internacional y la producción de datos relacionados con los resultados de la evaluación del rendimiento estudiantil para la determinación de indicadores de efectividad de la Educación Básica. Las categorías de la escala alfabética para la interpretación de los resultados del rendimiento estudiantil en la Primera y Segunda Etapas de Educación Básica son:

A. El alumno alcanzó todas las competencias y en algunos casos superó las expectativas previstas para el grado.

B. El alumno alcanzó todas las competencias previstas para el grado.

C. El alumno alcanzó la mayoría de las competencias previstas para el grado.

D. El alumno alcanzó algunas de las competencias del grado, pero requiere de un proceso de nivelación al inicio del nuevo año escolar para alcanzar las restantes.

E. El alumno no logró adquirir las competencias mínimas requeridas para ser promovido al grado inmediato superior.

Al mismo tiempo, en la Tercera Etapa de Educación Básica y en la Educación Media, Diversificada y Profesional el alumno es evaluado mediante una expresión cuantitativa de la calificación, se expresa mediante un número entero comprendido en la escala numérica del uno (1) al veinte (20), ambos inclusive. En todo caso la calificación mínima aprobatoria de cada asignatura o similar será de diez (10) puntos, cuando al efectuar los cómputos se obtuvieren fracciones decimales de cincuenta (0,50) centésimas o más, se aproximará al número inmediato superior.

El artículo 109 de la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela 2003 Nº 5662 Extraordinario, establece que la asistencia a clase es obligatoria. El porcentaje mínimo de asistencia para optar a la aprobación de un grado, área, asignatura o similar, según el caso será del setenta y cinco por ciento (75%).

El artículo 110 de dicha gaceta manifiesta que a los fines de la evaluación del rendimiento estudiantil, el primer período del año escolar para la Tercera Etapa de Educación Básica y el nivel de Educación Media, Diversificada y Profesional se divide en tres lapsos que culminarán en diciembre, abril y julio.

El artículo 111 expresa que la calificación para cada área, asignatura o similar en cada uno de los tres lapsos del año escolar se formará con la suma del setenta por ciento (70%) de la integración de las evaluaciones parciales, más el treinta por ciento (30%) de la calificación de la evaluación que se realiza al final de cada lapso. La calificación definitiva para el área, asignatura o similar, se obtiene del promedio de las calificaciones alcanzadas en los tres lapsos.

El artículo 112 indica que cuando el treinta por ciento (30%) o más de los alumnos no alcancen la calificación mínima aprobatoria en las evaluaciones parciales, finales de lapso o revisión, se aplicará a los interesados dentro de los tres (3) días hábiles siguientes a la publicación de dicha calificación, una segunda forma de evaluación similar, sobre los mismos objetivos, contenidos y competencias, bajo la supervisión y control del director del plantel o de cualquier otra autoridad designada por el Ministerio de Educación y Deportes, todo ello sin perjuicio de los análisis que resulten aconsejables y procedentes según el caso.

Para efectos de la promoción, revisión y repitencia:

Promoción: según el artículo 114 de la mencionada gaceta, los alumnos de la Tercera Etapa de Educación Básica y Educación Media, Diversificada y Profesional serán promovidos al grado inmediato superior cuando hayan aprobado con diez (10) o más puntos todas las asignaturas o similares del grado que cursen.

Revisión: Según el artículo 115, los alumnos que resulten aplazados hasta en la mitad más una de las asignaturas o similares cursadas, tendrán derecho a una prueba de revisión que presentarán durante el segundo período del año escolar. Cuando el número de asignaturas del curso fuera impar se adoptará el número entero inmediatamente superior a la mitad más uno.

Repitiente: El artículo 116 establece que los alumnos de Tercera Etapa de Educación Básica y Educación Media, Diversificada y Profesional que en la prueba de revisión resultaren aplazados en una asignatura, se inscribirán en el grado inmediato superior y en la asignatura pendiente del grado anterior. En este caso, el alumno no estará obligado a asistir a las clases correspondientes a la materia pendiente y deberá sólo presentar la prueba final de cada lapso. Sus resultados se promedian para producir la calificación final. La aprobación de la asignatura pendiente dará derecho a presentar las pruebas finales del tercer lapso del grado inmediato superior.

También el artículo 117 tipifica que quienes cursen el último grado para optar al titulo de bachiller o de técnico medio podrán presentar la asignatura no aprobada como no cursante en el lugar y oportunidad que lo fije el Ministerio de Educación y Deportes. Asimismo, podrán presentar la asignatura pendiente como no cursante, aquellos alumnos que por cualquier circunstancia no se inscribieron en el grado inmediato superior. Del mismo modo, el artículo 118 establece que los alumnos del primero a sexto grado de Educación Básica que no logren adquirir las competencias mínimas requeridas para ser promovidos al grado inmediato superior, repetirán el grado que cursan. A partir del séptimo (7º) grado, los alumnos que resulten aplazados en dos o más asignaturas, repetirán el grado en la forma y condiciones que establezca el Ministerio de Educación y Deportes.

La evaluación actualmente se ha convertido en uno de los procesos más importantes y necesarios con incidencia directa en el fortalecimiento del sistema educativo, puesto que permite reducir o anular la connotación de difícil, que solo pocos educandos pueden alcanzar, este proceso suele ser calificado de complicado e imposible para quien no se haya preparado lo suficiente para afrontar los procedimientos de evaluación, lo que origina que solo se realice como medición para comprobar resultados de algunos aspectos, dejando fuera lo más importante: el proceso a través del cual el estudiante logra ciertas competencias.

Por el contrario, se debe llevar de manera fácil y ajustada a los requerimientos de los procesos de enseñar y aprender, previendo técnicas, procedimientos e instrumentos que se van a emplear tomando en cuenta todos los contextos que se tienen al evaluar, pues todo debe ser debidamente planificado, lo cual permite comparar resultados con lo que se desea lograr. Asimismo, la evaluación, como proceso científico, riguroso, sistemático y ordenado, debe estar sujeta a un plan donde se plantee qué evaluar, cómo evaluar, con qué evaluar, por y para qué evaluar y cuándo o en cuáles momentos se evaluará, así implícitamente se están evaluando las estrategias de aprendizaje seleccionadas, los materiales de instrucción, el ambiente de aprendizaje, la institución educativa, el docente y demás entes educativos.

En este sentido la evaluación permite apreciar el verdadero proceso de aprendizaje así como también conocer las condiciones que lo facilitan o limitan, la efectividad de la enseñanza, estimular en el alumno la motivación intrínseca para el aprendizaje a fin de que aprenda en función de sus necesidades, habilidades e intereses y no en función de elogios o restricciones, ofrecer elementos de juicio para una cabal comprensión del alumno que permitan brindarle una atención individualizada.